Cómo adaptar tu baño para personas de movilidad reducida

En este post vamos a adentrarnos en un tema que nos interesa a todos. Igual no ahora, pero sin duda, es un asunto que tarde o temprano nos interesará. ¿Has pensado alguna vez cómo de difícil es para nuestros mayores manejarse en el baño? ¿Y para las personas de movilidad reducida? Hoy vamos a ver cómo adaptar tu baño para personas de movilidad reducida.

Una instalación normal conlleva muchos riesgos. Por ejemplo, para una persona mayor, con bañera en lugar de ducha, es mucho más difícil acceder a la instalación. Además, hay que tener en cuenta el riesgo de resbalarse y la incomodidad para poder salir de la bañera.

Por tanto, si quieres saber cómo adaptar tu baño para personas de movilidad reducida, ¡toma nota!

46487567 - bathroom interior in new luxury home: bathtub with walk in curbless tile shower, with all glass door and walls.

La puerta de acceso

Es recomendable que sea corredera, o que al menos no se abra hacia dentro. De esta forma, evitaremos que la persona se quede encerrada dentro si sufre una caída.

Materiales antideslizantes

Es un punto a destacar contar con suelos de algún material antideslizante para evitar resbalones y caídas.

En estos casos, si la persona va en silla de ruedas es importante dejar un espacio libre para que la silla pueda girar en el interior.

Barras de apoyo

¡Muy importante! Deberás instalar barras de apoyo junto a los sanitarios.

De esta forma prevenimos posibles caídas.

Elementos del baño

Los elementos que compongan la zona de aseo (jabonera, toallero…) deberán situarse a una altura adecuada a la persona. Así como los espejos y WC, para que no sean barreras.

Ducha antes que bañera

Como ya hemos visto, las bañeras pueden suponer un riesgo fácil de solucionar. La ducha acabará con este problema. No dispone de bordes, es fácil acceder a ellas y además, puedes colocar una silla dentro.

Grifería

Es mucho más cómodo si las instalaciones son de tipo palanca. De esta forma evitaremos que la persona tenga que girar la muñeca.

Ahora que ya saber cómo adaptar tu baño para personas de movilidad reducida, solo te falta saber lo más importante de todo: Contar con profesionales que sepan hacer el trabajo. Son unas instalaciones especiales que requiere de conocimientos especializados.

Call Now Button